Tarjeta Sanitaria Europea en Alemania

Solicitar y utilizar la Tarjeta Sanitaria Europea en Alemania es imprescindible. La TSE es un documento expedido por la Seguridad social que te otorga, en cuanto a atención médica se trata, las mismas facilidades que disponen los ciudadanos del país que visites y que puedes solicitar telemáticamente. En otras palabras, es una forma de permanecer asegurado al lugar adonde vayas. Sin embargo, solo funciona durante una estancia temporal. Es más que todo conveniente por un viaje de trabajo, turismo o por estudios. En otras palabras, si pretendes mudarte a Alemania con la TSE como único respaldo, es una muy mala idea. A continuación, te explicaremos por qué.

¿Cual es la validez de la Tarjeta Sanitaria europea en Alemania?

Una vez hayas pisado tierras alemanas, la tarjeta sanitaria europea te ofrecerá cobertura en el sistema sanitario alemán durante un intervalo de entre tres meses y dos años, siempre y cuando cumplas las condiciones que te explicamos aquí. Ten en cuenta que existen ciertas excepciones y debes estudiarlas con profundidad.

Como utilizar la Tarjeta Sanitaria Europea en AlemaniaLas condiciones sanitarias en Alemania gozan de buena reputación a lo largo y ancho del continente. Es algo que, en definitiva, no se le puede cuestionar al país germano. Pero el tema se vuelve más complejo cuando nos damos cuenta que es obligatorio poseer un seguro médico en Alemania. De modo que. es realmente necesario que tu TSE se mantenga vigente, incluso a pesar de que solo estés de paso por la nación alemana.  En cualquier caso, solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea es fundamental si estás pensando en viajar a Alemania.

Además, la sanidad es privada y de pago. Esto significa que difícilmente podrás acudir a una consulta médica de forma gratuita. De igual manera, la Tarjeta Sanitaria Europea cobra protagonismo, ante todo, en emergencias. Es decir que generalmente las revisiones periódicas o las visitas al médico tienen que pagarse. Por si fuera poco, la mayor parte de los medicamentos en Alemania se venden bajo prescripción obligatoria.

Mientras que en España te asignan el médico o el hospital, en Alemania tienes que escogerlo por cuenta propia. De esta manera puede que sea más sencillo conseguir a una persona que nos dé confianza y no un médico impuesto. Posiblemente sea por el coste la razón por la que el sistema de salud es, en este aspecto, un poco más libre que en otros países.

¿Cómo solicitar o renovar la Tarjeta Sanitaria Europea para poder utilizarla en Alemania?

Si se trata de tu primera vez, tienes que dirigirte personalmente a las oficinas de la Seguridad Social. En el caso de renovación o solicitud, solo tienes que acceder a la sede electrónica de la entidad y completar un formulario para pedirla. Se trata de datos básicos que te llevarán unos 10 minutos de tu tiempo, nada para un buen alemán !!. Si te preguntas cuánto tarda la Tarjeta Sanitaria Europea pues al cabo de 10 días llegará a tu puerta. De todas maneras, puedes consultar el estatus de tu trámite a través de la  web una vez que hayan transcurrido 24 horas de la solicitud.

No olvides verificar que tu dirección actual es la misma que está registrada en la Seguridad Social. De lo contrario, tu TSE podría llegar a un lugar equivocado. ¡Vaya lío!

Todo lo que necesitas saber sobre la Tarjeta Sanitaria Europea en Alemania

Por ejemplo, si decides pasar un tiempo residiendo en Alemania, es indispensable tener la TSE. Eso sí, el escenario da un vuelco cuando la tarjeta sanitaria expira o en el caso de que obtengas un contrato de trabajo. Esta última situación puede llegar a ser un poco engorrosa porque si tienes trabajo al mes de estar en el país, a pesar de contar con la TSE, tendrás que adquirir un seguro sanitario alemán. A los estudiantes, en cambio, les basta con registrarse en una aseguradora pública valiéndose de la Tarjeta Sanitaria Europea, siempre y cuando no esté vencida.

También se debe tomar en cuenta que todo varía de acuerdo a tu edad. Si eres menor de 26 años, la Tarjeta Sanitaria Europea en Alemania puede seguir siendo utilizada durante un año. Pero si tienes más de 26 años, solo te cubrirá durante 3 meses.

Es importante recalcar que esto no tiene que ver con la validez de la Tarjeta Sanitaria Europea que, en inicio, es de 2 años. El hecho de que permanezca vigente no quiere decir que te sirva más de 3 meses ininterrumpidos mientras estás en otro país. En ese sentido, tendrías que conseguir una prórroga. La ley contempla que aquellas personas que residan fuera de España por más de 90 días, quedarán excluida del sistema sanitario. De acuerdo con esto, al perder la cobertura en tu país de origen, la perderás automáticamente en Alemania.